lunes, 2 de julio de 2012

Hegel

Qué extraño es someterme
al espíritu de la Historia
Universal, Unificador, Intuitivo,
casi como una revelación.
Puedo refutar cada escrito,
experiencia o religión;
cantar sobre playas lejanas
inmiscuida en mi cosmovisión.
He dicho, dijiste, dijeron
(imágenes traducidas en una representación)
Nada habrá como el sentir, sabrás
sumergido en el océano abismal que es el corazón.
Excitante es la angustia,
el existir, renacer, cambiar, morir.
Cada paso es una próxima respuesta
a las propias elucubraciones de la mente
-que quién soy, que si debo ser otra
que si me quedo o arriesgo un pulmón
-
Vuelo, voy, como, sueño, pienso, veo, siento
elevando a la enésima potencia las potencialidades
¿Y quién fue y será testigo,
cómplice, asesino y autor creador?
No te asustes, sólo es el tiempo
de toda presencia, amo y señor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario